October 29, 2018

October 16, 2018

September 24, 2018

Please reload

Recent Posts

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Featured Posts

El machismo se rompe en casa

December 10, 2018

El modelo “normal” de una familia es aquel donde papá sale a trabajar y mamá se queda en casa, cuidando del hogar y de los niños. Papá llega tarde a casa para ser recibido por mamá, quien lo atiende, le sirve y lo chinea. Papá, a cambio, provee económicamente a la familia.

 

Es en el seno de este hogar donde niños y niñas se empiezan a formar la división de roles de acuerdo con el sexo de cada miembro de la familia, y allí nos formamos el ideal de hombre que buscamos y el ideal de mujer que debemos ser.

 

Mientras, como mujeres, cumplamos con el modelo “normal” de atender al marido, cuidar a los niños y encargarnos del hogar, pareciera que todo está bien. El problema se da cuando nosotras no queremos cumplir con el “rol asignado”, pero internamente esperamos que nuestra pareja sí.

 

El romper el paradigma del hombre proveedor es quizás uno de los retos más grandes al que nos estamos enfrentando las mujeres. Por un lado, trabajamos fuera del hogar de forma exitosa, somos independientes, tenemos nuestro propio ingreso y decidimos cómo disponer de él; pero paradójicamente esperamos que el proveedor mayor siga siendo el hombre, que la figura masculina siga siendo la que corra con los gastos, nos pague, nos invite y nos demuestre su amor bajo el ala protectora del hombre macho alfa.

 

Al mismo tiempo, nos ponemos la soga al cuello, queriendo demostrar lo buenas mujeres que somos a través de la atención y el cuido de los niños y la casa.

 

Pareciera entonces que seguimos repitiendo el modelo patriarcal con la diferencia de que ya no solo trabajamos dentro del hogar, sino fuera; y al final terminamos enseñándoles a nuestros niños y niñas cuál es el rol del varón y cuál es de la mujer.

 

¿Qué pasaría si probáramos hacer un cambio?

 

Podemos tratar de que las tareas del hogar sean compartidas, así como el cuido de los menores, y empezar a enseñar, a través del ejemplo, cómo todos los miembros de una familia pueden hacer todas las labores.

 

Podemos además enseñar mientras manejamos el dinero familiar y con expectativas sanas sobre nuestra pareja y su rol masculino dentro del hogar. Tenemos la oportunidad de demostrar, a través del ejemplo, a un papá vulnerable, que expresa sus sentimientos, demuestra su amor y no es necesariamente el proveedor principal; o una mamá que no necesita ser rescatada.

 

El matrimonio no nos pertenece exclusivamente a nosotras, es la ventana a través de la cual nuestros hijos e hijas aprenderán sus propios roles de género y depende de nosotros -como pareja- enseñarles una nueva fórmula.

 

Publicado originalmente en: http://www.laprensalibre.cr/Noticias/detalle/143981/1569/el-machismo-se-rompe-en-casa?utm_term=Autofeed&utm_medium=Social&utm_source=Facebook&fbclid=IwAR3HkinmpXRlQLzhn8vtUyMG4WrreRd4N8fOKqh8GtSYEqHXsvbnbjkhaEo#Echobox=1544357646

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Follow Us

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Search By Tags
Please reload

Archive
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square