October 29, 2018

October 16, 2018

September 24, 2018

Please reload

Recent Posts

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Featured Posts

El egoísmo saludable

September 3, 2018

El ser mujer viene acompañado de la creencia de que nos debemos a todos a nuestro alrededor. Si somos madres, aún más, ya que debemos ponernos de últimas para poder ser y servir a nuestros hijos, para cumplir con el precepto de que las madres somos las personas menos egoístas que existen, ya que su entrega es siempre total. 

Sin embargo, como mujeres y madres debemos entender que la entrega total no es sana y más bien debemos empezar a aplicar un egoísmo saludable. Sí, es posible ser egoísta en forma saludable.

El ser egoístas empieza cuando nos damos cuenta de que yo no puedo dar lo que no tengo. Por más buenas intenciones y amor. No puedo dar amor, cariño ni apoyo a quienes me rodean si yo no me amo y no me encuentro bien conmigo misma. ¿Y si estamos siempre para los que están a nuestro alrededor, cuándo estamos ahí para nosotras?

Lea: El mal de nuestra época

Por más que la sociedad nos ha hecho creer que entregarnos 100% a los demás nos hará felices, eso es materialmente imposible. Nunca podré vivir a través de las demás personas, ni siquiera a través de la felicidad de quienes son más importantes para mí. Todas merecemos darnos nuestros espacios, nuestros momentos para nosotras, cuidarnos, honrarnos y chinearnos en un espacio propio y no a costa de nuestra familia. 

Si los cimientos sobre los cuales se basa mi relación conmigo misma no son fuertes ni estables, siempre habrá un daño estructural en las relaciones con los demás, por lo cual estas no serán sanas. Estaré buscando afuera lo que no he encontrado en mí misma y pondré esa carga y ese peso de cumplir y llenar esas carencias en personas que no son las responsables de satisfacerlas. 

Si pensamos en una casa sin piso, no se podrán poner los muebles ni las sillas, estarán siempre inestables. Así mismo sucede con las relaciones, si yo no me amo, no me cuido, no me valoro, no me doy tiempo para cultivarme y en su lugar me dedico a dar y dar y no recibir; el más mínimo incidente o problema me derrumbará. 

De ahí la importancia en vernos a nosotras mismas primero, crecer como mujeres y como personas. 

Dedicarnos tiempo a nosotras mismas para hacer lo que nos hace felices: tiempo con amigas, tiempo para leer, relajarnos, meditar o hacer ejercicio son pequeños regalos que nos damos para cultivarnos. Nuestra familia debe entender que, así como ellos son importantes para nosotras, nuestras necesidades deben ser importantes para ellos, por lo que valen igual y deben ser respetadas también. 

Creo que no existe mejor enseñanza en el seno familiar que la que se enfoca en que cada persona es respetada por igual y se le permite ser feliz a su forma. 

 

Publicado orignalmente en: http://www.laprensalibre.cr/Noticias/detalle/139266/1471/el-egoismo-saludable?utm_term=Autofeed&utm_campaign=Echobox&utm_medium=Social&utm_source=Facebook#Echobox=1535890379

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Follow Us

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Search By Tags
Please reload

Archive
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square