October 29, 2018

October 16, 2018

September 24, 2018

Please reload

Recent Posts

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Featured Posts

No más niñas buenas

December 18, 2017

Me gustaría se hicieran la siguiente pregunta: si sus hijas fueran hombres, ¿las criarían diferente?, ¿habría hecho algo diferente? Usualmente la respuesta es sí.

 

 Si nuestras niñas fueran hombres haríamos énfasis en hacer deporte, ojalá competitivo. Les diríamos palabras empoderadoras como “campeona”, y las motivaríamos para que anduvieran corriendo, fueran hiperactivas, se ensuciaran, aprendieran a perder, aprendieran a andar solas, independientes y valientas.

 

No nos importaría mucho su apariencia, es decir, si es gorda o delgada, cabello recogido o “mechuda”, si anda sucia o limpia, si la ropa es de moda o no. La dejaríamos desarrollar su personalidad e incluso existe la posibilidad de que nos jactemos de que sea “tremenda”.

 

Sin embargo, a las niñas las educamos para que sean lindas, bien portadas, calladitas, que hagan caso y se porten bien, sean frágiles y simpáticas, anden siempre bien vestidas, bien peinadas, tengan buenas notas y ayuden a los demás.

 

A los hombres los estamos educando para el mundo real, mientras a las niñas las educamos como niñas buenas. Al hombre lo estamos educando para trabajar, competir, le desarrollamos la valentía y el coraje, mientras a nuestras niñas las educamos para demostrar belleza, pensar en el qué dirán y esperar a que la sociedad defina lo que se espera de ellas y a ser sumisas.

 

Esta crianza condiciona a las niñas a doblegarse siempre ante el poder masculino, razón por la cual, es probable que cuando grandes callen los abusos que reciben por parte de hombres, como violaciones o acoso sexual, porque las educamos como niñas vulnerables. De la misma forma, estamos generando en los niños el estilo “macho” y los convertimos en los hombres de los cuales estas niñas deberán protegerse en el futuro. Si cambiáramos nuestros propios prejuicios y confrontáramos nuestros estereotipos aprendidos, podríamos realmente hacer un cambio y criar una nueva generación de niñas y jovencitas.

 

Si nosotros como padres y madres desaprendemos lo que sabemos actualmente y nos proponemos a crear nuevas masculinidades y feminidades, podríamos inspirar a nuestras niñas a que sean más valientes, a que no esperen ser rescatadas por un príncipe azul, a que crean en ellas mismas y su potencial, y que se lancen a buscar las oportunidades. Podrían entonces animarse a estudiar carreras actualmente consideradas “masculinas”, quitarse el miedo de manejar su dinero, ser más competitivas y fuertes, y saber que ellas pueden llegar a ser lo que quieran ser. Podríamos enseñarles que ellas valen por sus capacidades y habilidades, no por su belleza o su cuerpo.

 

El cambio es necesario. Es muy importante empoderar a nuestras niñas y enseñarles otros modelos de masculinidad a nuestros niños para lograr una mejor sociedad. ¡No más niñas buenas!

 

Publicado originalmente en: http://www.laprensalibre.cr/Noticias/detalle/127932/no-mas-ninas-buenas

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Follow Us

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Search By Tags
Please reload

Archive
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square